nba partido londresLONDRES, ING.- El equipo de baloncesto Sixers, de Filadelfia, sobrevivió a un caótico diciembre para mirar con ilusiones este comienzo de 2018; sin embargo, sostendrá fuera de Estados Unidos un histórico partido con los temidos Celtics, de Boston, que llegan arrasando esta temporada en la Conferencia del Este.

Ambas quintetas protagonizan uno de los duelos más clásicos de la NBA de los años 60 y 80, pero esta vez trasladado al O2 Arena en Londres, Inglaterra, en lo que es el primer partido de temporada regular fuera de Estados Unidos en la historia de Sixers, ya que antoriormente solo habían hecho pretemporada en Europa.

Como parte del programa NBA Global Games, la liga lleva juegos a otras latitudes; en esta temporada ya tocó el turno a México, en diciembre pasado, y ahora será Inglaterra la sede para uno de los encuentros, donde ambos equipos tienen mucho por pelear.

Celtics marchan con una marca de 33-10 y esta temporada son favoritos en el Este para llegar a la final de la conferencia y poder sacudirse después de casi una década la mala racha sin playoffs.

Bache decembrino
Por su parte, los Sixers se vieron en un bache durante diciembre de 2017 y solo pudieron salir a flote después de Navidad para rescatar la temporada y todavía son serios aspirantes para terminar también con la sequia de varios años sin postemporada.

El equipo está actualmente con racha de 19-19, pero ha ganado cinco de los últimos encuentros, por lo que enfrentar a Boston en Londres será motivante, pero tienen que estar al 100 por ciento, sobre todo después de un vuelo largo, y no es momento de retroceder ahora que todavía están en la lucha por sus objetivos de la campaña.

NTX/GEG/PPS