bancomexicoCIUDAD DE MÉXICO.- La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió ayer subir la tasa de referencia en 25 puntos base y quedar en 7.75%.

Esta acción se hizo por varios factores: una mayor depreciación del peso y avance en la volatilidad por falta de acuerdos en las conversaciones del TLC, la incertidumbre por el proceso electoral local y el deterioro del balance de riesgos para la inflación.

Previo a la JGB, Sergio Luna, analista de Citibanamex, había dicho que las ex- pectativas de que subieran las tasas habían sido impulsadas por la volatilidad del tipo de cambio.

Al validar esa expectativa, dijo Luna, se podría en- viar la señal de que la función de reacción del Banco está asociada a la volatilidad cambiaria, más que a los posibles efectos de ella sobre la inflación.

Alfredo Coutiño, director para América Latina Moody’s Analytics, explicó que la reacción del Banxico va en línea con el mandato monetario: evitar que las expectativas de inflación se deterioren por efecto de la depreciación del peso y que el tipo de cambio siga perdiendo terreno por pérdida de competitividad de tasas ante el alza de la Reserva Federal.

EXP/RED/FRU/JUN/2018